Libros y revistas "Coquito"
LOGO
df

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

 

RECO

 

LIBRO1
¡Que empiecen los septuagésimo cuartos juegos el hambre!
Un pasado de guerras a dejado los 12 distritos que dividen Panem bajo el poder tiranico del "Capitolio". Sin libertad y en la pobreza, nadie puede salir de los limites de su distrito.
Sólo una chica de 16 años, Katniss Everdeen, osa desafiar las normas para conseguir su comida.
Sus principios se pondrán a prueba con "Los juegos del hambre", un espectáculo televisado que el Capitolio organiza para humillar a la población.
Cada año 2 representantes de cada distrito son obligados a subsistir en medio de un hostil y luchar a muerte entre ellos hasta que quede un solo sobreviviente.
Cuando su hermana pequeña es elegida para participar, Katniss no duda en ocupar su lugar, decidida a demostrar su actitud firme y decidida, que aun en las situaciones más desesperadas hay lugar para el amor y el respeto."
libro2
Contra todo pronóstico, Katniss Everdeen ha ganado los Juegos del Hambre anuales junto con el otro tributo de su distrito, Peeta Mellark. Pero fue una victoria conseguida mediante el desafío al Capitolio y a sus crueles reglas. Katniss y Peeta deberían estar contentos. Después de todo, acaban de conseguir para ellos y sus familias una vida de seguridad y abundancia. Pero hay rumores de rebelión, y Katniss y Peeta, para su horror, son la cara de esa rebelión. El Capitolio está furioso. El Capitolio quiere venganza.
libro3
Katniss Everdeen, ha sobrevivido de nuevo a LOS JUEGOS, aunque no queda nada de su hogar. Gale ha escapado. Su familia está a salvo. El Capitolio ha capturado a Peeta. El Distrito 13 existe de verdad. Hay rebeldes. Hay nuevos líderes. Están en plena revolución. El plan de rescate para sacar a Katniss de la arena del cruel e inquietante Vasallaje de los Veinticinco no fue casual, como tampoco lo fue que llevara tiempo formando parte de la revolución sin saberlo. El Distrito 13 ha surgido de entre las sombras y quiere acabar con el Capitolio. Al parecer, todos han tenido algo que ver en el meticuloso plan..., todos menos Katniss.
libro4
Estos son tiempos difíciles para los niños, y también para los padres. Se ha producido un cambio radical en la naturaleza de la niñez a lo largo de las últimas dos décadas. Un cambio que vuelve difícil para los niños el aprendizaje de las lecciones básicas del corazón humano e impone condiciones más duras a los padres que solían transmitir estas lecciones a los niños que amaban. Los padres tienen que mostrar mayor inteligencia para enseñarles a sus hijos las lecciones emocionales y sociales básicas. En esta guía práctica para ser buenos padres, John Gottman muestra cómo lograrlo. 
Quizá la necesidad nunca fue más apremiante. Tómense en consideración las estadísticas. A lo largo de las últimas décadas, el número de homicidios entre los adolescentes se ha cuadruplicado, el número de suicidios se ha triplicado, las violaciones se han duplicado. Detrás de estadísticas de primera plana tan impactantes como estas encontramos un malestar emocional más general. Una muestra  aleatoria recogida de más de dos mil niños norteamericanos, clasificados por sus padres y docentes en primer lugar a mediados de los años setenta y luego a fines de los años ochenta, descubrió en el promedio de los niños una tendencia acentuada a largo plazo, que marca una disminución de la capacidad emocional y social. En promedio, se vuelven más nerviosos e irritables, más malhumorados y taciturnos, más deprimidos y solitarios, más impulsivos y desobedientes; se registraron descensos en más de cuarenta indicadores. Frente a estas realidades nuevas, los padres deben utilizar de la mejor manera posible los momentos dorados que pasan con sus hijos, desempeñando un papel resuelto y activo en la formación de sus hijos relacionada con capacidades humanas claves como, por ejemplo, la comprensión y el manejo de los sentimientos perturbadores, el control de los impulsos y la empatía. En los mejores padres, John Gottman ofrece a los padres una forma científicamente fundamentada y eminentemente práctica de brindar a sus hijos un juego de herramientas esenciales para la vida. 
libro5
A hazel y a Gus les gustaría tener vidas más comunes. Algunos dirían que no han nacido con estrella, que su mundo es injusto. Hazel y Gus sólo son adolescentes, pero si algo les ha enseñado el cáncer que padecen es que no hay tiempo para lamentaciones, porque, nos guste o no, sólo existe el hoy y el ahora. Y por ello, con la intención de hacer realidad el mayor deseo de Hazel -conocer a su escritor favorito-, cruzarán juntos el Atlántico para vivir una aventura contrarreloj, tan catártica como desgarradora. Destino: Amsterdam, el lugar donde reside el enigmático y malhumorado escritor, la única persona que tal vez pueda ayudarles a ordenar las piezas del enorme rompecabezas del que forman parte…”
libro6
Llega un momento en que la razón de vivir encuentra un ligar en nuestra vida y de repente, todo lo que nos confundía empieza a tener sentido: nos vamos dando cuenta de que lo que importa son las cosas que no podemos ver y que las que sí podemos ver no siempre son fieles a lo que parecen. Con el tiempo nos damos cuenta de lo mucho que valen nuestras relaciones y el lugar que merecen y de alguna forma, todo lo que hacemos nos va transformando en algo mucho más grande. Conforme vamos viviendo, vamos sintiendo y con el sentir se aclara todo: las lágrimas nos revelan que son y siempre van a ser parte de nosotros, pero las risas nos recuerdan una y otra vez que son la esencia de la vida. 
libro7

La humanidad ha estado a punto de extinguirse a causa de una serie de terri­bles guerras. Por eso, la sociedad creada al comienzo de la gran paz ha decidido agrupar a las personas en cinco facciones que tratan de erradicar los males que les llevaron a la guerra. Quienes culpaban la agresividad, crearon Cordialidad. Los que culpaban la ignorancia, se agruparon en Erudición. Contra el engaño surgió Verdad, contra el egoísmo, Abnegación, y contra la cobardía, Osadía.

A los dieciséis años, cada individuo debe elegir si permanecer en la facción de sus padres o cambiarse. Si se cambia, tendrá que renunciar a volver a ver a su familia. Tras la Ceremonia de Elección to­dos los chicos deben pasar por un proceso de iniciación: el que no lo supere se que­dará sin facción, convertido en un paria.